Lo cierto es que si. A pesar de que no llevamos mucho tiempo teniendo el derecho de disfrutar de nuestro propio cuerpo y nuestra sexualidad. Recordemos que todavía hoy día hay culturas intentando cortar el deseo femenino antes que nazca con actos tan crueles como la ablación.

¿El porno puede ayudarnos a aprender cosas sobre nosotras mismas y nuestra sexualidad?

Absolutamente: Las mujeres que ya somos libres sexualmente, podemos encontrar en ellas imágenes que nos inspiren a seguir nuestra búsqueda del placer. Y las mujeres que luchan contra la vergüenza, que viven su sexualidad con culpa y represión, pueden llegar a encontrar en la pornografía una herramienta de educación y liberación.

¿Que clase de escenas porno queremos ver las mujeres?

Lo queremos todo: romance y también sexo duro, hombres cariñosos y machos que las tomen con fuerza. Quieren ver genitales y quieren no verlos, quieren violines y amor verdadero y quieren ver polvos rápidos con un estraño. Pero sobre todo, no queremos que nos retraten como objetos pasivos o víctimas, sino como sujetos activos, dando placer y recibiéndolo. ¡Y queremos ver a otras mujeres disfrutar!

¿El cine hecho por y para adultas es más elegante que el porno convencional?

Por supuesto, todo lo femenino tiende a tener más estilo y diseño que lo masculino, desde tiempos inmemoriales. Y con el porno ha de suceder lo mismo, nosotras lo haremos más bonito.

Te ofrecemos Juguetes eróticos para que puedas completar tus fantasías. Ver aquí.

Y también acompañar con Juegos eróticos si te gustan los preliminares. Ver aquí.

Tags: ,

Deja un Comentario